bootstrap carousel

De la primera hojeada al Homero de Chapman

He odieseado mucho por tierras del dorado,
visto abundancia de grandes reinos y naciones;
en islas del occidente varias he pasado
por donde bardos riman de Apolo devociones.
Seguido me han contado de vastas amplitudes
que Homero, de honda vista, regía cual legado,
mas nunca respiré de tan puras claridades
hasta leer a Chapman cantarlas, fuerte y osado;
igual que aquel vigía del cielo al atisbar
su lucidez un nuevo planeta, visité
la emoción que asombró al recio Cortés: divisar
con ojos de águila el Pacífico —y entre su hueste
notar, que con suspicacia indómita, se ven
así en silencio— desde una cumbre de Darién.

John Keats

Algunos derechos reservados
2017 Eliud C. Delgado